Etiquetas

, ,

Hace unos meses que dos historias cerraron los postigos de esta Ventana.

 

Tanto Carmen como Alison saltaron el alféizar, se adentraron en las casas de muchos  de ustedes y viajaron a través de todas las ventanas que encontraron abiertas. Desde aquí, la que se sienta a escribir, a veces como Yara otras como Jane, les quiere agradecer que le hayan dado una oportunidad a sus personajes, que se hayan divertido con ellos y que se hayan emocionado con sus vivencias. Fue un placer recibir sus comentarios, sus reseñas y conocer de cerca el mundo editorial. Las circunstancias hacen que estas dos historias hayan llegado al final de su recorrido pero no por ello deben de ser olvidadas. Estoy segura que se seguiremos escuchando el eco de las risas de los chicos del Nexus donde se reunía Carmen, o que muchos valoraremos la capacidad de Alison para llevar su ceguera cuando andemos a tientas en la oscuridad. Si hay una lectora que les recuerde, ellas encontrarán la manera de abrir la Ventana y volver a saltar el alféizar.

 

Hasta Pronto