Sobre mí

Nací y crecí en Gran Canaria. Mi afición por la historia me viene de muy lejos, casi podría decir que desde siempre. Si echo la vista atrás, puedo recordarme prestando atención a cualquier historia que hablara de una época en la que yo no existía. Y eso era lo que más me fascinaba, el pasado. Algo que me atrapa y me deja sin aliento es ese momento donde me encuentro en un lugar, observando algo en concreto y me doy cuenta de que en el mismo espacio que yo ocupo pudo haberse situado alguien varios siglos atrás. Y me da igual quien, si un personaje histórico o un anónimo con una vida muy distinta a la mía cuyos ojos recayeron en el lugar que yo observo; la sensación que me invade es la misma.

Y con esa emoción acompañándome en cada viaje que realizo, me veo buscando la historia del lugar, para dejar vagar mi imaginación recreando la vida de aquellos que ya no están. Infinidad de objetos, paisajes y edificios llegan a nuestros días cargados de historias. La mayor parte de las veces pasamos de largo, sin preguntarnos cómo han sobrevivido al paso del tiempo. Imaginarme las historias que encierran, los sucesos de los que han sido testigos, las palabras que han reverberado en ellos, los gestos que han escondido…Imaginar. Esta acción, verbo evocador que encierra multitud de posibilidades, es otra de mis debilidades. Mi mente suele ser asaltada sin piedad por infinidad de personajes, situaciones y diálogos. Me invaden sin más, sin previo aviso, sólo con escuchar una anécdota, leer una biografía, observar un retrato, recaer en la expresión que muestra el rostro de una persona o seguir el andar de alguien; desconecto de la realidad y me sumerjo en un mundo lleno de posibilidades. Sin quererlo, me encuentro divagando sobre los sentimientos que pueden llevar a que alguien decida hacer tal o cual cosa, a ser de tal o cual manera…En definitiva, me encuentro haciéndome un millar de preguntas que al no tener respuestas son inventadas por mí.

La conjunción de mi pasión por la historia junto a mi imaginación fue ensamblada por mi afición a la lectura. Esta ha conseguido enriquecer mi mente, despertar mi creatividad y permitirme generar historias. Después de un tiempo leyendo, me decidí a escribir y disfruté enormemente investigando; sintiendo cómo la vida de los personajes tomaba forma con cada dato o hecho histórico con el que me topaba. En el año 2014 me animé a dar a conocer las historias que llevaban tiempo guardadas en una carpeta de mi ordenador. Y de pronto, una ventana se abrió en mi vida permitiendo asomarse a todo el que desee viajar a través de mis novelas.

No existe mejor droga, mayor subidón de adrenalina y satisfacción, que toparte con un lector al que has emocionado. Lograr que una única persona sonría, llore o se identifique con los personajes me supone una gran alegría, un empujoncito para seguir superándome y mantenerme en esta senda tan amarga y dulce a la vez. Me emociono con cada personaje que creo, ya sea bueno o malo, principal o secundario. Cuando escribo tiendo a reír, llorar, enfadarme e incluso enamorarme. Siento cada palabra que plasmo, porque no me considero que sea escritora, me considero autora de historias. No busco palabras que queden bien, busco palabras que logren transportar a quien lee a un paisaje, una escena o al mismo centro del alma de quien describo. Por eso, me levanto cada día con la ilusión de que alguien haya cerrado uno de mis libros con la sensación de haber acompañado a cada uno de los protagonistas. Trabajo deseando que la última página de mis novelas despierte un suspiro de satisfacción y que el tiempo que le ha dedicado el lector a la historia haya estado lleno de emociones que queden en el recuerdo largo tiempo después.

Contacto

Para cualquier consulta escribe un correo  electrónico a  ventanaalpasadonovelas@gmail.com

2 pensamientos sobre “Sobre mí”

  1. maría elena hernández marrero dijo:

    He llegado a tu novela de rebote,pues iba buscando otra y el librero me ofreció que leyera “El rumor de las folías”. Tras hacerme una introducción , le dije no sigas que me vas a desvelar toda la novela…Era de lugares conocidos y de una autora canaria, así que me dije por que no. Me ha gustado mucho a pesar de que no buscaba una novela romántica, porque es una época y entorno tan conocidos, yo soy de Firgas y conozco mucho Arucas, mi madre tenía 8 años cuando estalló la guerra, mis abuelos emigraron y volvieron de Cuba. Ha sido muy fácil sentirse identificada con la vida de los personajes, con historias que te han contado tus familiares y que llegan hasta nuestros días con la ley de memoria histórica.
    El libro me ha enganchado hasta el punto de no poder parar de leer hasta bien entrada la madrugada.
    Felicidades por tu novela romántica e histórica. Ya la he recomendado como me la recomendó a mi el librero .

    Me gusta

    • Hola! Para mi es un gran logro conseguir que alguien que no lee romántica se haya topado con El Rumor de las folias y lo haya disfrutado como dices. Es una novela que intenta recoger retazos históricos de nuestras islas para viajar al pasado y comprender nuestro día a día. Como siempre digo en las presentaciones, es mi aportación a la memoria histórica, pues no debemos olvidar; debemos aprender. Mil gracias María Elena por tu comentario, las personas que se acercan hasta mi para ofrecerme sus impresiones logran insuflarme la fuerza necesaria para continuar en esta aventura llamada “publicar”. Un abrazo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s