En la ventana con Jane·Eventos·Sentados en la ventana

Días del Libro: Instrumentos del Destino

Este año 2020 celebramos el Día del Libro de manera especial. He pensado que la mejor forma de mantener el espíritu festivo es a través de pequeñas presentaciones. 

Aquí está la primera perteneciente a la novela Instrumentos del Destino. 

Sentados en la ventana

Cerramos postigos…

Hoy escribo en este blog para comunicar que volvemos a decir adiós a dos historias más. El 31 de Diciembre de 2019 los postigos que se mantenían abiertos se cerrarán y con ellos las novelas Seducir a lady Palmerstone y Descubrir a la señorita Townsend. Estas hermanas se despiden del público tras varios años viajando entre los lectores. 

Desde aquí quiero agradecer a cada una de las personas que se asomaron a Ventana al Pasado y disfrutaron con sus personajes. Gracias a Romantic Ediciones por darles una oportunidad y gracias por mantener estas dos historias vivas. Este año que termina no se puede calificar de otro modo como de recogimiento. 

 

Quien sabe si algún día Gowan y Edyna volverán a los salones de bailes victorianos o si los Fitz-Roy seguirán en buena sintonía con la familia judía Rothschild. Solo espero que continúen al otro lado de la Ventana para cuando suceda.

Relatos·Yara Medina

Un Relato en Navidad

¡FELIZ NAVIDAD!

976b5ed358a22f0900b8e91cfb5a280aEste año me gustaría regalarles un relato. No soy dada a las historias cortas pero me pidieron que participara en una antología y este fue el resultado. De nuevo les haré viajar al pasado, a las Islas Canarias. Deseo que lo disfruten tanto como lo hice yo pues cada vez que indago sobre el pasado rescato hechos jugosos para crear personajes. Como en todas mis novelas  me baso en hechos reales para dar rienda suelta a mi imaginación. Los nombres que cito son ficticios pero todo lo relacionado a las expediciones son ciertas. 

Feliz Viaje Al Pasado

Sigue leyendo “Un Relato en Navidad”

En la ventana con Jane·Jane Hormuth·La Mensajera de Elphame·Relatos·Viaje a un lugar encantado

Un encuentro especial

ef0cec7950b63ceedf47faecddaa3374Cae la tarde y yo ando por casa con la mente puesta en la lista de cosas que me quedan por hacer. La luz, que hacía un momento iluminaba la estancia, se vuelve tenue. El cambio de temperatura es patente por lo que voy en busca de abrigo. La curiosidad hace que me dirija a la ventana más cercana. Escucho voces al otro lado y el miedo me hace recelar. Algo extraño está pasando ahí fuera que me mantiene alerta. Me digo que son tonterías mías, que las voces no pueden pertenecer a nadie pues me encuentro en la planta alta de la vivienda.  

b736b94c41f8525139e4a45e28c1b27cLevanto con decisión mi mano para apartar las cortinas y tardo largos segundos en procesar lo que ven mis ojos. La montaña de origen volcánico que suelo ver desde mi ventana ha desaparecido. No hay casas, ni asfalto, nada que me recuerde a la civilización moderna. Una amplia pradera se extiende ante mí, lo cubre la hierba salpicada de manchas violetas producidas por el brezo escocés. Algunas rocas, rodeadas de arbustos de más altura, se encuentran próximas a donde me encuentro. Abro una de las hojas para asomarme al otro lado. El frío es tan intenso que no puedo dudar de su existencia. Me maravillo con las vistas mientras me apoyo en el alféizar para adentrarme un poco más en el nuevo mundo que estoy descubriendo.

fef054e0693711b4d407ddb330488601Las voces vuelven a alzarse; y a mi casi se me detiene el corazón al toparme con la imagen de una joven surgiendo de los arbustos. Me entra el pánico, pero mis ojos recaen en ella y detienen mi huida. Su sonrisa y su caminar son pausados mientras se acerca.

—¿Os gusta lo que veis?—me pregunta.

Yo solo puedo asentir devolviéndole la sonrisa.

—Lo habéis creado vos. Sigue leyendo “Un encuentro especial”

La Mensajera de Elphame·Viaje a un lugar encantado

Viaje a un lugar encantado II

8539cb154d53cb0869a295c5baffabdfEscuchamos un sonido repetitivo, agudo, algo o alguien golpea la dureza del cristal. Nuestros ojos no tardan en hallar al responsable del acuciante ruido. Un cuervo picotea la ventana desde el otro lado. Una vez se puso de perfil, nos sentimos apremiados por su ojo clavado en nosotros. El pequeño visitante se presenta como guía en nuestro próximo viaje al pasado.

 

6f23054eff828f8e065d42a17bbca542Pronto descubrimos una amplia pradera. Al asomar la cabeza nos damos cuenta de que la ventana en la que nos apoyamos forma parte de una pequeña cabaña. La construcción está marginada en una inmensidad de montañas cubierta por fina hierba y salpicada de rocas grises. Al saltar al otro lado observamos pequeños brotes de brezo escocés. No sabríamos adivinar el año en el que nos encontramos, pues a nuestro alrededor todo se ha convertido en salvaje naturaleza. El vuelo del cuervo logra que nos decidamos a seguirle. Nuestros pasos comienzan el descenso de la colina, el viento es frío y el sonido de algún riachuelo cercano nos acompaña.

3ba67705ee85d59c6a84705bcf9fcc29La caminata nos resulta agradable, disfrutamos del entorno rural y decidimos no alejarnos del camino surcado por el agua. El relincho de caballos nos hace buscar refugio, tras dar varios saltos llegamos a una formación rocosa que nos protege. En cuanto nos sentimos seguros trepamos para ver quie está al otro lado. Intentamos controlar la respiración al descubrir a un gran guerrero escocés acompañado de un muchacho. Por su actitud y escasas pertenencias todo apunta a que han hecho un alto en el camino. Sigue leyendo “Viaje a un lugar encantado II”

Descubrir a la señorita Townsend·En la ventana con Jane·Jane Hormuth

En la Ventana con Jane V

c56c092ec9e9d74ad814998e78391355

Hoy traigo una nueva confidencia. Esta vez quisiera hablarles de una mujer cuya historia me atrapó: Hannah Primrose, condesa de Rosebery.

Si en la última ocasión les hablé de la madre de Arthur, hoy quisiera hablarles de su prima.

Ambas zarandearon mi imaginación, ambas formaron parte de la vida real y ambas se llamaron Hannah. 

Hannah de Rothschild nació en 1851 en un mundo de gran riqueza y lujo. Ella era la nieta de Nathan Mayer Rothschild, fundador de NM Rothschild & Sons, la rama Inglesa del imperio bancario de los Rothschild. Niall Ferguson señala en la Historia de la Casa de Rothschild que en el siglo XIX  la propia familia se consideró lo más parecido a la realeza judía de Europa.  Esto no era estrictamente cierto pero las propiedades Rothschild y sus colecciones de arte, en Inglaterra, Austria, Francia y Alemania, sin duda alguna rivalizaron con las coronas de europeas. Sigue leyendo “En la Ventana con Jane V”

Descubrimientos tras la Ventana·Descubrir a la señorita Townsend

Descubrir un viaje más…

b553ada5318743336482fa42af4f111f

Sin previo aviso las hojas de la ventana se abren con fuerza. El golpe de viento agita las cortinas alertándonos. Nos acercamos con rapidez para cerrarla pero el bullicio que surge al otro lado nos detiene. Tal y como vino, el viento cesó y todo volvió a su lugar; salvo la ventana abierta. 

 

Ante nosotros aparece una pesada cortina aterciopelada como único paisaje. Comenzamos a mover los pliegues para poder conocer qué señales nos trae en esta ocasión Ventana al Pasado, pero el tejido es pesado y las voces del otro lado noS hace ser precavidos. Con suma lentitud logramos que una luz ambarina nos muestre el lugar donde nos encontramos. Nos sentamos sobre el alféizar para estar más cómodos y poder sostener la cortina con mayor facilidad.  Sigue leyendo “Descubrir un viaje más…”

Descubrimientos tras la Ventana·Descubrir a la señorita Townsend·Jane Hormuth

Descubrir una historia más…


909adedd88906e5fd230f6305f2d7e1aCae la noche y la oscuridad engulle nuestra estancia de manera abrupta. El telón opaco que cubre nuestra ventana nos indica que tendremos un nuevo viaje al pasado. Nos acercamos ansiosos de conocer las nuevas aventuras que nos trae. Al abrir las hojas de la ventana no s extrañamos al no sentir en nuestro rostro la brisa del exterior. Inclinamos nuestro cuerpo y descubrimos la oscuridad del otro lado, donde nuestro olfato capta un profundo olor a madera encerada. Apoyamos nuestras manos en el alféizar para darnos impulsos y… SALTAMOS!

Caemos sobre suelo de madera en una estancia casi desierta que produce eco. El silencio es absoluto. A nuestra izquierda detectamos una luz débil, ambarina y danzante. Nos dirigimos hacia la puerta abierta que nos lleva a otra sala en penumbra. Antes de cruzar el umbral nos detenemos al escuchar un ruido. Con sigilo nos deslizamos a través de la pared y una vez nos encontramos de rodillas, asomamos la cabeza para husmear en la sala contigua.

Sigue leyendo “Descubrir una historia más…”

Seducir a lady Palmerstone·Vestigios de una historia

Vestigios de una historia IV

466da9a01f699d82a5904f41d8ee759d

Un golpe seco tras otro, constante, mecánico y repetido en el tiempo. Nuestros sentidos se agudizan volviendo la vista hacia la ventana. Intensos rayos de luz atraviesan el vidrio cortando el aire con la visión del polvo en suspensión. ¡Cloc! De nuevo el golpe que nos había llamado la atención vuelve a repetirse. Nos asomamos para buscar las señales que Ventana al Pasado nos suele ofrecer.

534a9e67c79b0fbf6acd8e4011bfef46

Nos encontramos apoyados en un marco de madera, el día es claro aunque el viento es fresco. No hay ruido de ciudad. Los sonidos que nos rodean provienen de la naturaleza. Los golpes que continúan siendo constantes nos hacen otear entre las ramas de los árboles que rodean la vivienda. Un hombre de gran espalda cubierta por una camisa de lino usada, parte con un hacha trozos de troncos. La cabeza morena de largos cabellos se mueve de manera mecánica y descarga los golpes con más fuerza de la necesaria haciendo que las astillas salten por los aires. Sigue leyendo “Vestigios de una historia IV”

Seducir a lady Palmerstone·Vestigios de una historia

Vestigios de una historia III

 

062d3aac34ae1babbbbd10ca7fc54234

La tarde va dando paso a la noche. Pendientes en nuestros quehaceres hogareños, no nos damos cuenta de la oscuridad que nos envuelve. Cuando la penumbra nos hace imposible diferenciar las siluetas de la estancia nos preguntamos por la luz de las farolas y nos acercamos al interruptor para iluminar la estancia. Escuchamos el ruido sordo de la pestaña pero no obtenemos luz a cambio. Volvemos a mirar hacia la ventana creyendo ver pequeñas luces ambarinas tintineantes. Acostumbrados ya a tantos viajes al pasado, nos tranquilizamos al entender que nos encontramos de nuevo en manos de las caprichosas visiones de esta Ventana.

 

 

1d13243ec8cf5ae51a98803b381be685

Nos asomamos sin dudarlo queriendo aplastar nuestra nariz contra el frío vidrio para escudriñar la oscuridad. En el mismo instante en el que palpamos el marco, este se desvanece. Situándonos en el umbral de una ventana que funciona como barandal de un rellano de escalera. Al seguir la línea de la balaustrada ornamentada y de rica madera, nos damos cuenta de que nos encontramos en un pasillo de la planta superior de una casa victoriana. Sirvientes a nuestros pies encienden velas en candelabros colgados de la pared y comienzan a alzar con unas poleas una lámpara de ricos cristales que multiplican el brillo de las llamas. Con miedo a hacer ruido, nos mantenemos en silencio, recostándonos en la barandilla para curiosear. Sigue leyendo “Vestigios de una historia III”