Seducir a lady Palmerstone·Vestigios de una historia

Vestigios de una historia III

 

062d3aac34ae1babbbbd10ca7fc54234

La tarde va dando paso a la noche. Pendientes en nuestros quehaceres hogareños, no nos damos cuenta de la oscuridad que nos envuelve. Cuando la penumbra nos hace imposible diferenciar las siluetas de la estancia nos preguntamos por la luz de las farolas y nos acercamos al interruptor para iluminar la estancia. Escuchamos el ruido sordo de la pestaña pero no obtenemos luz a cambio. Volvemos a mirar hacia la ventana creyendo ver pequeñas luces ambarinas tintineantes. Acostumbrados ya a tantos viajes al pasado, nos tranquilizamos al entender que nos encontramos de nuevo en manos de las caprichosas visiones de esta Ventana.

 

 

1d13243ec8cf5ae51a98803b381be685

Nos asomamos sin dudarlo queriendo aplastar nuestra nariz contra el frío vidrio para escudriñar la oscuridad. En el mismo instante en el que palpamos el marco, este se desvanece. Situándonos en el umbral de una ventana que funciona como barandal de un rellano de escalera. Al seguir la línea de la balaustrada ornamentada y de rica madera, nos damos cuenta de que nos encontramos en un pasillo de la planta superior de una casa victoriana. Sirvientes a nuestros pies encienden velas en candelabros colgados de la pared y comienzan a alzar con unas poleas una lámpara de ricos cristales que multiplican el brillo de las llamas. Con miedo a hacer ruido, nos mantenemos en silencio, recostándonos en la barandilla para curiosear. Sigue leyendo “Vestigios de una historia III”

El Rumor de las Folías·En la ventana con Yara

En la Ventana con Yara IV

Lo que El Rumor esconde…

DSC_4006.JPG

Esta es la tercera confidencia de Yara Medina. Una vez más, se sienta en el alféizar de Ventana al Pasado para desvelarnos más rincones de El Rumor de las folías.

 

DSC_4144Hace poco subí un video a Facebook para agradecer los 1000 ejemplares vendidos de la novela. Cuando terminé de grabar, me di la vuelta para volver a sobrecogerme con la visión de la Caldera. Queriendo acercar la impresión que me causa el accidente geográfico, descendí el pasado domingo a las profundidades de la caldera de Bandama para traerles algunas imágenes. 

Sigue leyendo “En la Ventana con Yara IV”